Mejorada

Datos de Interés

Datos de Contacto - Ayuntamiento

  • Código Postal: 45622
  • Teléfono: 925 890 001
  • FAX: 925 890 001

Situación

Mejorada se encuentra ubicada al noroeste de la provincia de Toledo, en el espacio geográfico delimitado por el río Tajo al sur y el valle del Tietar al norte, en la zona conocida como El Berrocal . Está comunicada con Talavera de la Reina (7 km) por la carretera CM-9512. En el kilómetro 3(Talavera-Mejorada) tiene acceso al punto kilimétrico 118 de la Autovía de Extremadura quedando de éste modo Madrid a 122 km. Se comunica con Segurilla (2 km) a través de la carretera TO-9042-V; y mediante la carretera TO-9043-V, con orígen en Segurilla, se accdede a Montesclaros (13 km) desde donde se puede llegar al Valle del Tietar.

Principales Distancias

  • Talavera de la Reina: 7 km
  • Toledo: 87 km
  • Madrid: 122 km

   Mejorada tuvo su origen en la repoblación cristiana llevada a cabo en la zona del Berrocal tras la reconquista de dicho paraje en el reinado de Alfonso VI (1065-1109). Dada la falta de datos históricos con los que contrastar, se supone que el origen de Mejorada tiene lugar en 1152. En esa fecha, mediante un privilegio de Alfonso VII, se fija la delimitación entre los concejos de Talavera y Ávila, y es entonces cuando tiene lugar un asentamiento estable de colonos en la zona.

   Con el nombre del Berrocal se conoce a la cordillera entre Velada y las estribaciones de la Sierra de San Vicente, comarca montañosa situada al norte de Talavera de la Reina. Según un documento de 1288, dicha zona del Berrocal fue siempre motivo de tensiones jurisdicionales y territoriales entre Ávila y Talavera, de ahí que la antigua denominación con la que se conocía a esta zona del Berrocal fuese la de Malpartida. La posterior denominación de Mejorada se basa en la mejora de su situación juridicoterritorial llevada a cabo con objeto de proporcionar estabilidad a la zona y favorecer así su repoblación.

   Entre los siglos XII y XIII se llevó a cabo la repoblación de la zona norte de Talavera de la Reina. Generalmente las repoblaciones en el reino de Toledo se llevaron a cabo con grupos de mozárabes, mudérares, astellanos, francos y judíos; pero particularmente la zona de Mejorada quedó vinculada a los repobladores de origen castellano y leonés.

   La carta de 1152 ponía de manifiesto los intereses de la ciudad de Ávila, que llegaban hasta las estribaciones de Talavera. En dicha carta Alfonso VII concede un privilegio por el cual fija los términos jurisdicionales de Ávila y Talavera, estableciendo así los linderos en torno al río Guadyerbas.

   A finales del siglo XIII tienen lugar nuevos privilegios y concesiones reales a miembros de la Corte, con lo que se da la instauración de señoríos de tipo solariego.

   Entre las familias beneficiadas por estas nuevas concesiones en el tiempo de Alfonso X y Sancho IV, y con la finalidad por parte de la corona de suministrarse aliados y llevar a cabo la repoblación de grandes territorios, se encuentran los García de Toledo. Según las genealogías, los García de Toledo procedían de una antigua y noble familia de mozárabes toledanos, los Lampader y García de Toledo, y de una de las ramas de los Palomeque. Entre los sucesores de dicha familia destaca Juan García de Toledo, que llegó al cargo de Portero Mayor de Castilla y alguacil mayor de Toledo durante el reinado de Sancho IV, y que a la postre sería el fundador del señorío de Mejorada y primer señor de la villa.

   En los últimos años del siglo XIII, bajo el reinado de Alfonso X y posteriormente de Sancho IV, tiene lugar un proceso de enajenación de territorio en la zona septentrional de Talavera , que establecerá nuevos señoríos laicos. En ésta etapa se dan varias concesiones reales a personajes próximos a la corte como son:

   - 4 de julio de 1271. Murcia. Alfonso X concede a su escribano Velasco Gómez el lugar de Velada.

   - 16 de febrero de 1276. Arévalo. Alfonso X dona el lugar de Segura (Segurilla) a Velasco Velázquez de Ávila, su juez.

   - 16 de febrero de 1276. Arévalo. Alfonso X dona un heredamiento entre Segura y Guadamora a Velasco Velázquez de Ávila, su juez.

   - 25 de febrero de 1276. Ávila. El concejo de Ávila dona un lugar entre los heredamientos de Segura y Guadamora a Velasco Velázquez de Ávila, juez del rey y su vecino.

   - 25 de octubre de 1276. Ávila. El concejo de Ávila concede a Velasco Velázquez los lugares de Velada, Segura y otros heredamientos.

   - 8 de febrero de 1285. Almansa. Sancho IV concede a Juan García de Toledo, su portero mayor, el heredamiento de Marrupe para que pudiese poblarlo.

   - 15 de abril de 1287. Juan García de Toledo concede fuero a su puebla de Cervera, situada en el heredamiento de Marrupe.

   De todas éstas atribuciones a la familia Velasco Gómez y Velasco Velázquez únicamente surtiron efecto repoblador en Velada, quedando la zona del Berrocal sin poblar. Es por esto, que Sancho IV dona éstas tierras a otro caballero de la corte, cercano y de confianza: Juan García de Toledo.

   - 9 de julio de 1288. Santo Domingo de la Calzada. Sancho IV concede a Juan García de Toledo los lugares de Malpartida, al que pone por nombre Mejorada, y Segura con sus heredamientos y términos.

  La concesión de la jurisdicionalidad a los señores de Mejorada tuvo lugar durante la guerra civil entre Enrique II (1369-1379) y su hermanastro Pedro I (1350-1369). Mejorada y Diego III García de Toledo (señor de la villa en ese momento) fueron fieles a la causa de Enrique II, mientras que Talavera permaneció del lado de Pedro I.

   Desde que Sancho IV llevase a cabo la desmenbración de Talavera, las rivalidades estre ésta y Mejorada fueron aumentando, principalmente por la fijación de la linea divisoria en el monte del Berrocal. Dicha linea divisoria fue inicialmente establecida en las cumbres del Berrocal, pero ante la intención de Talavera de hacerse con la propiedad del monte se iniciaron una serie de pleitos. Entre dichos el iniciado en 1438 se resolvió a favor del señor de Mejorada (aunque continuó en 1468). Pero las sentencias dadas en dicho pleitos tenían poca eficacia, y en 1526 se lleva de nuevo el litigio a los tribunales. Más tarde, en tiempos de Felipe II y de Felipe III, Talavera y Mejorada continuaban pleiteando por la propiedad de los montes del Berrocal.

   En 1515 tiene lugar la firma de unas capitulaciones entre Diego López de Toledo (señor de Mejorada) y Juan II de Ayala (señor de Cebolla), en las que se pactaron cosas como el matrimonio de sus respectivos hijos en caso de que los tuviesen. Como consecuencia de dichas capitulaciones, en 1525 Juan de Ayala se hace cargo del señorío de Mejorada, Segurilla y Cervera, así como de todo el patrimonio de los García de Toledo.

   En 1540 el condado de Oropesa absorbe al señorío de Cebolla, con lo que en 1543 el III Conde de Oropesa, Fernando Álvarez de Toledo, hereda los señoríos de Mejorada y Cebolla. A partir de ese momento continúa la línea sucesoria de los Condes de Oropesa hasta 1802.

   En el siglo XVI el Condado de Oropesa era el más importante, por el número de pueblos, de entre los señoríos que rodeaban el partido de Talavera. Dicho condado tenía como pueblos principales a Oropesa, Cebolla y Mejorada, los cuales se desarrollaban alrededor de sus respectivas fortalezas. Pero en 1768, tras la muerte sin descendencia de Dña. María Ana López Pacheco se extingue la línea condal, con lo que el Condado de Oropesa pasa a manos de su primo D. Francisco de Paula Silva, Duque de Alba. En 1802, al morir sin descencia Dña. María Teresa Cayetana, XIII Duquesa de Alba y última Condesa de Oropesa, la titularidad jurisdicional del Condado de Oropesa pasa a manos de la Corona (Real Orden del 25 de julio de 1802), mientras que la titularidad territorial o solariega fue heredada por los Duques de Frías, los cuales conservarán tales derechos hasta la desaparición de los señoríos en 1837.

   La historia de Mejorada durante los siglos XIX y XX se ve afectada por los continuos cambios nacionales que acontecieron en esos momentos como son la Guerra de la Independencia, la formación de las Diputaciones Provinciales en 1836, la Ley de Ayuntamientos de 1841, la Desamortización de Madoz de 1855, la llegada de la IIª República, y la Guerra Civil.

Geomorfología

   Mejorada se encuentra en el denominado zócalo paleozoico, predominando los terrenos formados principalmente por granito. En el área de Mejorada pueden distinguirse claramente dos tipologías morfológicas, como son:

  • La formada por granitos porfídicos y rocas metamórficas. Esta tipología está relacionada  con el zócalo cristalino-paleozoico, y tras haber sufrido largos procesos erosivos han dado lugar a un relieve de cerros con cotas entre los 500 y los 600 metros de altitud.
  • La relacionada con el Terciario y Cuaternario. Está formada por arcosas y sedimentos aluviales y puede observarse en los fondos de los valles y arroyos (Guadyerbas, Riolobos, Helechoso,...).

Clima

   El clima en Mejorada es mediterráneo-continental, propio de la meseta sur, con veranos son secos e inviernos fríos. Las temperaturas medias anuales se encuentran por encima de los 16 grados centígrados, con mínimas en torno a los 5 grados centígrados y bajo cero; y máximas en torno a los 35 grados centígrados. Debido a la proximidad de los valles de los ríos Tajo y Tietar se dan ciertos matices de clima subatlántico con predominio de las lluvias invernales sobre las equinocciales.


Vegetación

   Debido a las características morfológicas los suelos son poco profundos, lo que condiciona el desarrollo de la vegetación. Predomina la vegetación de sotobosque mediterráneocon especies como el encinar, formado principalmente por chaparros y encinas (quercus ilex, en sus variedades de bellota y rotundifolia). Además se da una variada representación de arbustos y matorral mediterráneo como jara, retama, tomillo, torvisco, majuelo,...

   En las riberas del Guadyerbas, Riolobos y del arroyo de los Huertos se dan especies como el álamo, sauce y fresno.

El Paleolítico

   El Paleolítico es el periodo de la Prehistoria que se inicia con la aparición del Australopithecus y Homo Habilis, hace más de 2,5 millones de años, y concluye con el Neolítico, en torno al 8.000 antes de Cristo. Se divide en tres etapas (Paleolítico Superior, Paleolítico Medio y Paleolítico Inferior), las cuales a su vez presentan diferentes fases dependiendo de la evolución industrial, tipos humanos, cambios climáticos, etc.

   En algunos arroyos de la vertiente Norte, principalmente en el valle del río Guadyerbas, se han encontrado algunos útiles de cuarcita y algún resto de sílex. Se ha localizado un taller de sílex en el denominado Cuarto Marrupe, en la orilla sur del Guadyerbas. Dicho taller está compuesto principalmente por restos de lascas (trozos pequeños y delgados desprendidos de piedras), y puede encuadrarse en el Paleolítico Superior.

   De éste mismo período es el yacimiento denominado Bonalejo II. Se encuentra junto a la margen izquierda del arroyo Bonalejo y está compuesto por núcleos (rocas compactas a partir de las cuales se obtendrán las lascas), lascas, raederas (instrumentos para raer las piedras) y algún buril (instrumento puntiagudo para grabar).

   Estos materiales están depositados en el Museo de Santa Cruz, Toledo.


El Neolítico

   El Neolítico supone cambios revolucionarios con respecto al período anterior. Aporta, a las técnicas usadas en el Paleolítico, la técnica del pulimentado, dando lugar a un nuevo utillaje derivado también del cambio de actividad humana. En este período el hombre pasa de ser depredador a productor, iniciándose en la agrucultura, la domesticación de animales, la fabricación de objetos de barro cocido, etc.

   En Mejorada tan sólo se han encontrado, de forma aislada, hachas pulimentadas y dientes de hoz.


La Edad del Cobre (El Calcolítico)

   En el Calcolítico tiene lugar la introducción del metal en el sistema socioeconómico del hombre. El primer metal utilizado fue el cobre, por lo que recibe el nombre de La Edad del Cobre, y no con objeto de hacer armas ni objetos de trabajo, sino adornos personales; para las tareas de la caza y los trabajos agrícolas se continuaban utilizando las piedras talladas y pulimentadas propias del Neolítico.

   En la Edad del Cobre la cerámica es uno de los elementos claves de la cultura, hasta tal punto que el Calcolítico se subdivide en dos períodos culturales atendiendo a los distintos tipos de cerámica que aparecen. Dichos períodos son: El Precampaniforme, caracterizado por el predominio de formas sencillas (cuencos, platos, cazuelas,...) con decoración pintada; y el Campaniforme, cuya principal diferencia es la introducción de un nuevo tipo de vaso, el vaso campaniforme con decoración puntillada y de bandas.

   Como representación de esta época en Mejorada, tenemos el yacimiento Calcolítico del Arroyo de las Cabezuelas, situado en las proximidades del arroyo de las Cabezuelas y en donde pueden encontrarse restos de material cerámico a mano.


La Edad del Bronce

   La Edad del Bronce comienza a finales del período Campaniforme, momento en el que empieza a tomar auge la aleación del cobre y el estaño (bronce). En sus orígenes el bronce fue utilizado en la elaboración de herramientas y objetos de adorno, aunque se mantenía el uso de la piedra pulimentada y el sílex en la eleboración de herramientas.

   En Mejorada puede encontrarse un yacimiento correspondiente a este período en las proximidades del Caño de la Canaleja. Se trata de un yacimiento con restos cerámicos a mano y líticos que se encuentran en zonas arenosas, por lo que se cree que pueden proceder de algún cerro cercano.


La Edad del Hierro

   La introducción del nuevo metal, el hierro, se produjo de forma paulatina; pero debido a su abundancia y a sus posibilidades técnicas en la elaboración de herramientas y armas, terminó adptándose con rapidez.

   No se han encontrado yacimientos de esta época en Mejorada, pero entre los localizados en los alrededores del río Tajo cabe destacar los ubicados en Arroyo Manzano (Las Herencias), El Carpio (Belvís de la Jara) y Mesegar de Tajo.


Romanización

   El río Tajo y la fertiledad de sus tierras fueron factores decisivos y favorecieron los asentamientos en la zona en forma de villa. Dichos asentamientos tenían un carácter señorial o de residencia de los terratenientes del Imperio Romano, y estaban destinados a la producción atropecuaria.

   Esa situación acontecida en los entornos del río Tajo, pero de un modo algo más rústica, se dio en los valles de los ríos y arroyos del interior, como es el caso del Guadyerbas y de Riolobos, donde se da la mayor concentración humana de este período.

   En la zona de Mejorada cabe destacar especialmente:

  • La villa y necrópolis se Riolobos, en donde se han podido encontrar materiales diversos como ladrillo, cerámica común, escorias de hierro, etc. En una cercana elevación se localiza la necrópolis en donde se hallan varias lápidas de granito que permiten, en algunos casos, vislumbrar la estructura de la tumba.
  • El Bonalejo I, situado en la margen derecha del arroyo del Bonalejo, y en donde pueden hallarse fragmentos de tejas curvas con decoración digital y cerámica común.
  • El yacimiento de la Hoya de la Iglesia, al sur del arroyo Bonalejo, donde además de tejas y cerámica común puede encontrarse algún resto de sílex.